El sistema operativo definitivo

Jun 14, 2015 por
El sistema operativo definitivo

“Los buenos artistas copian, los genios roban”, Pablo Ruiz Picasso

Quizás no se hayan dado cuenta, pero los cambios que afectarán su estilo de vida en los próximos años no se produjeron sólo el 24M en su circunscripción electoral, sino en un lugar algo lejano hacia el oeste llamado el Moscone Center (San Francisco). Allí desde primeros de Mayo han tenido lugar consecutivamente las conferencias de desarrolladores de Microsoft (Build), Google (Google I/O) y Apple (WWDC), donde anunciaron las nuevas funcionalidades de software y servicios de sus respectivos sistemas operativos, que los desarrolladores utilizarán para crear las aplicaciones que ustedes y yo utilizaremos.

Para resaltar la importancia de lo anunciado, sólo recordarles que estas tres compañías tienen un capitalización bursátil conjunta de 1.430 billones de dólares (con Apple casi duplicando el valor de las otras dos), y que VisionMobile estima que hubo 5,5 millones de desarrolladores móviles activos manteniendo o creando aplicaciones en 2014.

La última conferencia ha sido precisamente la de Apple esta semana. Cómo es habitual, casi todo lo que han anunciado ya se había hecho antes: separación de pantallas multitarea, Samsung. Un asistente personal contextual, Google. Tener 2 ventanas abiertas a pantalla completa, Windows. Búsqueda basada en lenguaje natural, Google y Microsoft. Streaming de música, elijan una. Una aplicación para tomar notas, Evernote. Rutas para transporte público, Moovit. Un lector de noticias, Flipboard. Programas de cupones para pagos móviles. !Y hasta un reloj!

Parece claro que las compañías más exitosas como Apple o Inditex (con estrategias corporativas muy similares ), no son, parafraseando a Picasso, unos geniales ladrones pero sí muy buenos artistas, basando gran parte de su éxito, no en ser los primeros, pero en saber elegir y copiar muy bien lo que funciona.

Estas conferencias, confirman lo que desde Zincapital apuntamos en un artículo anterior: el 2015 está siendo un año de consolidación para la industria en preparación hacia un nuevo ciclo. Se acabaron las guerras de plataformas, no hay un único vencedor, la industria se ha convertido en un único laboratorio con las mismas ideas y ha decidido cómo usaremos la tecnología.

En el fondo esta igualdad es buena para los consumidores pues van a saber lo que pueden hacer con su dispositivo y cómo usarlo, independientemente del mismo. Es el Nuevo Normal: convergencia e interoperabilidad. Las aplicaciones Android e iOS corren en Windows, Apple Music en Android, Google Maps y Gmail en iOS…

Es comprensible cómo se ha llegado a esta situación. Durante estos últimos años las tiendas de aplicaciones han servido de laboratorio a las grandes compañías para identificar aquellas aplicaciones que más interesan y utilizan los consumidores y que se adaptan a su estilo de vida (caso aparte son las aplicaciones de juegos que es un vertical con su propia dinámica). Una vez identificadas, estas compañías las hacen suyas mediante adquisiciones o desarrollos propios, pasando a formar parte fundamental de sus plataformas con mayor o menor éxito (véase el caso de Apple Maps). Como ejemplo, en este enlace pueden ver las startups que previsiblemente se verán más afectadas por lo anunciado esta semana. Seguro que conocen o utilizan algunas de ellas.

Por el énfasis hecho durante las conferencias, en este nuevo normal los teléfonos inteligentes son el centro de nuestro mundo. Y para manejarlos interactuaremos con ellos mediante instrucciones de voz a través de asistentes personales. Apple Siri, Google Now y Cortana serán los cerebros detrás de nuestras búsquedas contextuales, contestarán nuestros emails, manejarán nuestro calendario, sabrán nuestras preferencias e incluso nuestro estado emocional o nuestros hábitos sexuales, para descifrar exactamente lo que queremos, cuando lo queremos y ponerlo a nuestra disposición.

Lo único que diferenciará a un sistema operativo de otro será su piel, como diría algún político español. Puedes preferir un diseño u otro, pero tendrás acceso a las mismas aplicaciones y servicios. Nos encontramos pues ante el Sistema Operativo Definitivo, un punto de estancamiento de la industria en que se ha decidido el reparto del botín: Apple/iOS se queda con la parte alta del mercado y Google/Android dominando el resto. Windows sigue creciendo, pero no tanto como para que sea todavía rentable.

Volviendo a los desarrolladores, este estancamiento también se refleja en la división que existe al priorizar las plataformas para las que desarrollar. Android atrae al 40% de los desarrolladores profesionales, iOS al 37%, mientras que Windows Phone y los navegadores móviles atraen sólo el 8% y 7% respectivamente. Dicho esto, es importante recordar que a pesar del crecimiento masivo de las aplicaciones móviles, el desktop y la web móvil combinadas sigue siendo el canal digital más importante para la mayoría de los negocios.

¿Quiere esto decir que se han agotado las nuevas ideas? Desde luego que no, pero al contrario que años anteriores, donde en estas conferencias se buscaba un impacto comercial con anuncios guerreros de funcionalidades diferenciadoras, existe tanta aversión al riesgo, que las compañías tecnológicas se han puesto de acuerdo en que los planes de futuro de sus plataformas sean los mismos. Las nuevas ideas y servicios tendrán que andar su propio camino para llegar a integrarse en el estilo de vida de los consumidores hasta pasar a ser partes esenciales en los futuros sistemas operativos.

¿Te ha parecido interesante este artículo?Taplause Icon

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page