MWC 2015: Smartphones en transición hacia un nuevo ciclo

Mar 10, 2015 por
MWC 2015: Smartphones en transición hacia un nuevo ciclo

Zincapital ha estado de nuevo este año en el Mobile World Congress (MWC) celebrado del 2 al 5 de Marzo en Barcelona. Es el mayor congreso mundial centrado en el ecosistema móvil donde están presentes operadoras, fabricantes de software y hardware y desarrolladores de aplicaciones.

A los que no son del sector les sorprenderá saber que Apple, el mayor vendedor de smartphones a nivel mundial y de alguna manera el que redefinió el mercado hace ya 8 años, nunca ha tenido stand en el congreso siguiendo una estrategia de marketing, publicidad y comunicación centrada en sus propios eventos con bastante éxito, como se puede comprobar con el evento de ayer donde lanzaron el nuevo Apple Watch, MacBook y Research Kit.

Este MWC 2015 los medios se han fijado sobre todo en la intervención e imagen del joven fundador de Facebook, con su mensaje conciliador hacia los operadores (“es hora que la bestia se humanice” Zuckerberg dixit ), eso sí, después de haber destruido el lucrativo negocio de mensajería de los operadores con la compra de WhatsApp (ya tratado en un artículo anterior) lo que no ha evitado las críticas de algunos operadores.

Curiosamente lo más notable del MWC no han sido los móviles. Se han presentado pocas novedades de smartphones y van apareciendo nuevas categorías (Salud y Bienestar – Health & Fitness, Smart Living) de producto, aplicaciones y dispositivos (relojes inteligentes…) de las que hablaré en otra entrada.

Samsung presentó sus modelos de gama alta Galaxy S6 y S6 Edge en un evento previo al inicio del congreso. Samsung ha hecho un esfuerzo por actualizar el diseño, materiales y pantallas así como nuevas funcionalidades como son la carga rápida de baterías y procesador propio (Exynos de 14 nanómetros). Asimismo se han actualizado y simplificado las aplicaciones nativas. Todo encaminado a recortar distancias con Apple y su exitosa estrategia de diseño y fabricación de abajo a arriba (bottom-up) y que con el iPhone 6 les ha provocado una caída de beneficios anuales del 32% en el 2014.

La compañía Taiwanesa HTC, único fabricante “sólo” de smartphones, presentó su nuevo modelo HTC One M9 con pantalla de 5,1 pulgadas, cámara de 20 megapíxeles, procesador Snapdragon 810 y un nuevo interfaz Sense 7 por encima de Android. Bastante apreciada entre profesionales, sigue sin encontrar su sitio entre el consumidor final. Este año ha firmado acuerdos estratégicos con terceros como Dolby Audio y esperamos que sus recursos de marketing sean bien utilizados para incrementar beneficios y situarse a la caza de Samsung y Apple.

De lo más esperado fue la presentación de los móviles de Microsoft bajo su propia marca y su nueva estrategia “mobile First”. La estrella fue el Lumia 640 un smartphone de gama media con un precio atractivo para compradores primerizos al que añaden un terabyte de almacenamiento gratuito en OneDrive, 60 minutos de Skype también gratis y un año de suscripción a Office 365. El paquete es bastante atractivo y además el Lumia 640 está preparado para Windows 10.

El siguiente bloque de anuncios de smartphones consolida la nueva tendencia Curva que ya estamos viendo en las pantallas de los televisores. LG presentó el G Flex, una actualización del concepto Flex, demostrando su capacidad de innovación en producir pantallas curvas y carcasas flexibles. Asus presentó el ZenPhone2, también curvo y con prestaciones de gama media-alta.

Por su parte el stand de Sony parecía una pecera, lleno de pantallas con peces de colores y agua, como excusa para insistir en su modelo Xperia M4 Aqua,  con cámara sumergible, que dará tranquilidad a muchos padres. Asimismo Lenovo y Huawei presentaron nuevos modelos pero sin hacer mucho ruido.

La industria móvil introdujo un nuevo paradigma en el mundo tecnológico. En éste los nuevos productos (métodos, modelos de negocio…) parecen no tan buenos pero más baratos que los anteriores, mejorando con el tiempo y manteniéndose baratos provocando disrupción en los existentes. En la industria móvil es al revés. Los nuevos productos tienden a llegar pareciendo un lujo caro para ricos, haciendo más cosas de lo que una persona normal necesitaría (deseo vs. necesidad). Pero a lo largo del tiempo se abaratan y las nuevas e innecesarias características resultan ser necesarias y los modelos más viejos, baratos y menos capaces desaparecen.

Pues bien, este año creemos que no ha habido ningún anuncio relevante que provoque en los consumidores un deseo irrefrenable por poseer el nuevo juguete caro. La industria sigue innovando pero el ciclo de innovación no parece adaptado al ciclo de rotación de los viejos productos (entre 12 y 18 meses de sustitución). Hay consumidores que ya tienen dispositivos de altas prestaciones con los que se sienten cómodos y otros que se sienten cómodos con dispositivos asequibles no tan atractivos.

En definitiva el año 2015 se anuncia mas táctico que estratégico para la industria de smartphones, en transición hacia nuevos usos y modelos de negocio. La brecha entre modelos Premium y la extensa gama media se hace más grande y no se espera un año de crecimientos espectaculares con cierta tendencia a la desaceleración.

 


¿Te ha parecido interesante este artículo?Taplause Icon

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page