Llama a tu madre: usos, secretos y mentiras de las nuevas formas de comunicación

Feb 26, 2015 por
Llama a tu madre: usos, secretos y mentiras de las nuevas formas de comunicación

J.K. Simmons en su discurso al recibir el Oscar de interpretación masculina de reparto dirigió un mensaje a sus hijos: “Llamad a vuestra madre y a vuestro padre (…). Llamadles. No les mandéis un mensaje. No enviéis un email. Llamadles por teléfono.”

Desde hace tiempo las únicas personas con las que hablas por teléfono son tus padres y los centros de atención al cliente y venta de bancos, operadoras… con el resto te comunicas vía mensajes o emails o publicaciones en Facebook o Twitter.

En España la cuota de penetración de Whatsapp en el 2014 fue del 70%. Es el cuarto país del mundo en su uso por delante de italianos, holandeses y alemanes, pero por detrás de países como Sudáfrica, India y Brasil. La franja de edad que más lo utiliza es la comprendida entre entre los 20 y 30 años aunque su uso también es bastante alto en otras franjas. Un economista neoliberal anglosajón diría que los millenials BRICS y PIGS utilizan mayoritariamente WhatsApp para comunicarse.

650x700_whatsapp_-mobile-usage-penetration-in-selected-countries-2014_opt

Fuente: Statista. Usuarios de internet móvil en países seleccionados y usuarios activos de Whatsapp en el 4º trimestre de 2014

Volviendo a J.K. Simmons y su discurso, podemos razonar que la comunicación intergeneracional será cada vez más variada: para mandarle un mensaje a tus hijos usas Snapchat o Instagram, para quedar con los amigos o un grupo de actividad usas WhatsApp, para buscar o vender algo lo publicas en Facebook o Twitter, con los colegas frikis de profesión usas Google Hangout pero los que usan PCs prefieren Skype, con tu madre…bueno, mejor llámala. Ocurre lo mismo si tienes amigos o conoces gente de distintos países donde acabas utilizando la aplicación mas popular en su entorno.

Las Telcos que hasta el 2012 dominaron la mensajería y generaron muchos beneficios gracias a los SMS (Mensajes Cortos 120 caracteres) se encuentran ahora con un problema. Según datos de Strategy& la caída de los SMS ha sido igual de espectacular que el ascenso de Whatsapp. El 91% de los mensajes que se enviaban en 2010 en todo el mundo eran SMS, frente al 9% de mensajería gratuita instantánea. En 2014, el porcentaje de SMS ha caído al 25%, frente al 75% de mensajes intercambiados por usuarios a través de aplicaciones OTT (Over The Top). Dicho esto los SMS siguen dando más beneficios que la mensajería instantánea aunque la diferencia cada vez es más corta debido a nuevos modelos de negocio que están probando estás.

Es fácil pronosticar que el cambio en formas de comunicación será constante. Las aplicaciones de mensajería instantánea van madurando y transformándose en nuevas categorías: redes de mensajería social, plataformas de colaboración…tratando de buscar nuevos nichos de mercado interpretando y anticipando las necesidades o usos de sus clientes.

Por ejemplo Snapchat, es muy popular entre adolescentes y pre-adolecentes por el control que les permite de su privacidad (el mensaje es borrado de la app tras ser visualizado), y Telegram tiene una alta penetración entre profesionales debido a su rapidez y seguridad.

Si hablamos de comunicación en un entorno profesional o de negocios, aparecen nuevas aplicaciones que mezclan mensajería instantánea en PC y móvil, permiten tomar notas y, algo cada vez más demandado, permiten buscar fácilmente información compartida durante una conversación. Este es el caso de Slack, una plataforma de colaboración para empresas que mezcla mensajería instantánea con anotaciones, permite a equipos distribuidos comunicarse entre si y buscar información fácilmente entorno a un proyecto o conversación. Slack acaba de cubrir una ronda de financiación de 120M USD cuando estaba en Beta tan sólo hace unos meses. Su popularidad crece exponencialmente entre las empresas de nueva creación o startups con su modelo freemium.

Como nueva maneras de comunicación me gustaría detenerme en 4 aplicaciones que reflejan una tendencia hacia el anonimato demandada por los usuarios Post-Snowden. Que entren Secret, Whisper , FireChat y YikYak.

La característica principal de estas aplicaciones es compartir mensajes desde el anonimato del usuario, sin pedir acceso a tus contactos, ofreciendo más libertad y buscando usuarios más empáticos en contraposición a los usuarios de redes sociales no anónimas donde sólo se comparten buenas noticias y en las que a vida de los otros son, aparentemente, más interesantes que la tuya. En otras palabras hablemos de bodas pero también compartamos los divorcios.

Firechat fue la aplicación de mensajería mas usada durante las protestas en Hong Kong porque permite comunicarse entre usuarios sin necesidad de red móvil o WiFi, utilizando el canal de conexión Bluetooth del móvil haciendo a su vez de antena puente entre otros dispositivos cercanos. YikYak permite publicar mensajes anónimos y que otros usuarios voten los que les parezcan más relevantes.

Pero como ocurre con casi todas estas aplicaciones el uso para el que se diseñaron no se corresponde con el uso que el usuario les da. Por ejemplo Whisper y Seccret son muy populares en Israel porque los soldados israelíes la utilizan para quejarse de sus mandos durante su etapa en el ejército. Pero en la mayoría de los casos se utiliza para compartir mensajes de hazañas sexuales (claramente no siempre ciertas), roturas de relaciones…

Además sus publicitadas funcionalidades no son siempre fiable. Es curioso el caso de The Guardian que quiso llegar a un acuerdo con Whisper para utilizarla para detectar whistleblowers o chivatos dentro del ejercito de USA pero que durante la fase de análisis de la aplicación detectaron que Whisper mantenía la localización del envío del mensaje incluso después de que el usuario se diese de baja haciéndolo fácilmente detectable y por tanto no tan anónimo.

En definitiva estamos en las primeras etapas del cambio en cómo la gente se comunicará como resultado de la aparición de nuevas redes, dispositivos y usos. A medida que estás evolucionen, nuestras formas de comunicación cambiarán y la bola seguirá rodando.

¿Te ha parecido interesante este artículo?Taplause Icon

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page