La “aldea suiza”: oportunidad para su empresa

Sep 19, 2015 por
La “aldea suiza”: oportunidad para su empresa

Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor…

Introducción a cualquier historieta de Astérix y Obelix

Parafraseando la famosa cita anterior, pero actualizándola a nuestro tiempo y reflejando los hechos diferenciales de Suiza dentro de Europa, podríamos decir que “la aldea suiza resiste todavía y siempre al invasor…”.

En plenos tiempos convulsos a nivel político y, sobre todo, económico, Suiza se mantiene como un oasis en medio de Europa. Caído el Muro de Berlín y finalizada la Guerra Fría y tras las sucesivas ampliaciones de la Unión Europea, la Confederación Helvética está rodeada en todas sus fronteras por la Unión Europea.

Sin embargo, esta hipotética situación de aislamiento de políticas y tendencias unionistas, le ha permitido desarrollar una economía muy particular, que ocupa una posición importante en el mapa de Europa y con unas relaciones comerciales internacionales muy fuertes. Alemania es el socio principal en su comercio exterior, mientras que Países Bajos, Reino Unido, Austria, Luxemburgo y Francia son grandes inversores en Suiza.

faceshift

Los principales pilares de la economía de Suiza son el sector banca/seguros, la industria química, el inmobiliario, la salud y productos farmacéuticos, los sistemas electrónicos, la industria manufacturera o el IT. Suiza es famosa también por sus relojes y chocolate, así como por el turismo. En los últimos años, ha atraído a inversores extranjeros interesados en equipos de tecnología punta, como la reciente compra de Faceshift por parte de Apple y biotecnología.

Los españoles, como miembros de la UE, tienen derecho a crear empresas en Suiza. Con el fin de aliviar los trámites, el Gobierno Federal mantiene una ventanilla electrónica para la creación de empresas. Paralelamente, cada cantón promueve sus propias políticas de impulso a la creación de empresas.

Esta actividad implica varias acciones que incluyen la preparación de la escritura de constitución, los formularios especiales de la oficina de registro de empresas, el espécimen de firmas y copias del pasaporte. Es importante saber que todos los procedimientos relacionados con la constitución de sociedades en Suiza deben realizarse mediante un notario público al igual que en España. También forman parte de la constitución de empresas en Suiza encontrar un domicilio social, abrir una cuenta bancaria y contratar un contable local.

A modo de introducción comentamos los principales tipos de empresas en Suiza:

GesellschaftmitbeschränkterHaftung (Sociedad de Responsabilidad Limitada en Suiza) – el GmbH es bastante popular entre las empresas suizas. Por lo menos dos socios pueden participar en la creación de la empresa si proveen por lo menos 20.000 CHF o 16.000 EUR. El director gerente de la empresa debe ser residente de Suiza.

Aktiengesellschaft (Sociedad Anónima en Suiza) – los inversores extranjeros suelen eligen este tipo, tanto para pequeñas como para grandes empresas en Suiza. Por lo menos tres fundadores deben invertir un capital social mínimo de 100.000 CHF u 80.000 EUR para su creación. La mitad de esta cantidad debe ser abonada antes del registro mercantil en Suiza. La responsabilidad de los accionistas queda limitada a la extensión de sus activos.

Sucursal, Filial u Oficina de Representación suiza – con esta figura se contemplan bien entidades independientes o bien extensiones de la sociedad matriz en Suiza. Se considera que las sucursales son fundaciones permanentes y por consiguiente funcionan como corporaciones residentes en cuanto a los impuestos.

Suiza es, sin duda, uno de los países más atractivos del mundo para vivir, trabajar y dirigir una empresa. Ofrece una combinación de estabilidad política y económica, un ambiente limpio y seguro. Además, las tasas de impuestos personales y corporativos son relativamente bajas. Sin embargo, el régimen fiscal, a pesar de ser relativamente  benigno, es bastante complejo. Si desea asegurarse de que su organización estará estructurada de la manera más eficiente en términos fiscales, mercantiles, jurídicos, etc. contáctenos.


Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page