A la espera de subidas de tipos de interés en EE.UU.

Ago 30, 2015 por
A la espera de subidas de tipos de interés en EE.UU.

Varios portavoces de la Reserva Federal afirmaron recientemente que, tras las tensiones generadas por China en los mercados, es más difícil ahora que hace unas semanas que haya subidas de tipos oficiales de interés en septiembre. Las autoridades necesitan tiempo para poder evaluar el impacto de la reciente crisis financiera internacional sobre las perspectivas económicas de EE.UU. Es evidente que un endurecimiento monetario en América afectaría a los tipos globales, lo que provocaría el aumento del coste de la financiación de las pymes y startups.

En ZINCAPITAL creemos que estos comentarios hacen poco probable que comiencen a subir los tipos oficiales en el FOMC (Federal Open Market Comittee) de septiembre. Además, se han conocido en los últimos días declaraciones adicionales de miembros de esa institución señalando que éste no sería un buen punto de partida para la normalización de los tipos de interés. Sin embargo, el mercado descuenta que las autoridades monetarias norteamericanas comenzarán a endurecer su política antes de que finalice 2015.

El comportamiento de la coyuntura nacional e internacional es relevante para los decisores de la política monetaria. El Presidente Dudley (de la RFNY) señaló que “los recientes acontecimientos internacionales han incrementado ligeramente los riesgos bajistas del crecimiento económico estadounidense”. Desde el punto de vista comercial, la ralentización del crecimiento chino lleva asociada una caída de los precios de las materias primas, generando tensiones crecientes en las economías emergentes, reduciendo así la demanda de las exportaciones de EE.UU. Además, el empeoramiento de las condiciones de los mercados financieros, debido a las menores valoraciones de la renta variable y a un dólar más fuerte, no ayudan al cumplimiento de los objetivos de la FED, que actualmente pasan por reducir el desempleo e incrementar la inflación.

Sin embargo, los últimos datos económicos son bastante positivos. Las lecturas de la confianza del consumidor, las ventas de viviendas y los pedidos de bienes duraderos muestran una coyuntura más sólida de lo esperado, habiéndose producido además una fuerte revisión al alza del crecimiento del PIB en el 2º trimestre (3,7% anualizado). Sin embargo, se necesita una perspectiva más amplia para ver las consecuencias de las recientes turbulencias sobre la economía real.

Creemos que los sólidos fundamentos de la economía americana (mercado laboral, evolución de la vivienda, bajos precios de los combustibles, etc.) soportarán con creces los impactos negativos derivados del deterioro de las exportaciones o de la reducción del patrimonio neto de los hogares. Esta afirmación se basa también en la capacidad de las autoridades chinas para tranquilizar a los mercados financieros, lo que ha contribuido a la estabilización de la situación. En el pasado, cuando China tuvo que elegir entre sus dos grandes objetivos, A) crecimiento y B) reequilibrio de la economía, siempre eligió el crecimiento. En ZINCAPITAL pensamos que China resolverá adecuadamente esta difícil ecuación.

Entonces, ¿cuándo será?

En base a nuestras perspectivas coyunturales de la economía estadounidense, y teniendo en cuenta los recientes movimientos realizados por las autoridades chinas, creemos que veremos una subida de tipos en octubre. Aunque la FED quiere comenzar en 2015 el proceso de normalización de los tipos de interés, el punto de arranque depende del comportamiento de la coyuntura. En ZINCAPITAL creemos que en los próximos dos meses la FED dispondrá de datos económicos suficientemente positivos para estar segura sobre las perspectivas de empleo e inflación.

Podríamos pensar que diciembre sería más seguro. Como hemos dicho anteriormente, el endurecimiento es una posibilidad evidente si son convincentes los datos a corto plazo. No obstante, la primera subida de las tasas oficiales generará una buena dosis de incertidumbre, ya que es necesario realizar un gran drenaje de liquidez por parte del Banco Central americano para poder cumplir con el nuevo objetivo de fondos. Comenzar en octubre lo facilitaría, ya que históricamente es un mes con menor liquidez en los mercados.

Por otra parte, la FED podría transmitir expectativas al mercado en la reunión de septiembre del FOMC, apuntando a un alza a finales de este año. También creemos que se hará hincapié en que, a partir de ahora, cada reunión será “viva”. Si los datos que se vayan conociendo entre una reunión y la siguiente cumplen con las expectativas, en octubre se producirá el cambio de sesgo de la política monetaria y se usarán los comunicados de la FED para informar que la normalización de los tipos será gradual, expresando la confianza en que la economía sea lo suficientemente fuerte como para permitir el abandono de la política excepcionalmente acomodaticia de los últimos años.

A día de hoy, el mercado piensa que se producirán 4 subidas adicionales en EE.UU durante 2016. Esta circunstancia condicionará los tipos de interés mundiales y, en consecuencia, el coste global de la financiación empresarial. Pensamos que como consecuencia de ello, la financiación global no mejorará significativamente en los próximos trimestres, especialmente en el sector de las pymes y startups.

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page